La técnica del Light Painting
avatar

light-painting-1

El light painting es una técnica de arte final que produce unos efectos espectaculares de luces y sombras. Como su propio nombre indica, consiste en “pintar con luz”, y su mecanismo consiste en pintar con un pincel para aclarar u oscurecer zonas, perfilar elementos concretos de la imagen y crear claroscuros cuyo efecto final es realzar el relieve de la imagen.

Como digo, es una técnica de arte final y como tal hay que aplicarla siempre cuando estén realizados el resto de ajustes y correcciones, tanto generales como zonales, de la fotografía. Nunca antes, dado que con la mayoría de los métodos no podremos volver atrás.

light-painting-1

Para aplicar el light painting existen cuatro métodos diferenciados. El primero consiste en aplicarlo sobre una capa completa. Una vez que tengas la seguridad de que la imagen está perfecta según los ajustes que le hayas aplicado, crea una capa nueva que recoja todos estos ajustes mediante el atajo Ctrl Alt Shift E. Con las herramientas sobreexponer y subexponer, y con la opción de “proteger tonos” del menú interactivo activada, aclara u oscurece zonas puntuales de la imagen.

Otro método se basa en los modos de fusión de las capas. Crea una nueva capa que rellenarás con un gris al 50% (en edición – rellenar capa) y ponle un modo de fusión “superponer”. Con un pincel pequeño, con poca dureza y con una opacidad muy baja (en torno al 3-5%), ve pintando de blanco o negro según quieras aclarar u oscurecer la zona. De esta manera acentuaremos el efecto de una forma muy controlada, y además, al ser una capa, podremos volver a las anteriores para hacer ajustes.

Con este método también puedes pintar con pinceles de color que modifiquen ciertos colores que quieras retocar. Y si no te gusta el resultado, rectifica pintando con gris medio.

Un tercer método persigue proteger los tonos al mismo tiempo que se perfilan las zonas. Se basa en el modo de fusión luz suave. Con él no logramos crear tanto contraste, pero evita el riesgo de que los colores resulten empastados. Crea una nueva capa con un modo de fusión luz suave y pinta con pinceles como en el procedimiento anterior.

Por último podemos encontrar un cuarto método, que si bien es más complicado de controlar, ofrece desde mi punto de vista los mejores resultados. Consiste en crear tres capas de ajuste con distintos modos de fusión. La primera será de curvas, a la que pondrás un modo de fusión multiplicar. Esta capa servirá para oscurecer. La segunda que abrirás será una de tono y saturación, con un modo trama. Su funcionalidad será la de aclarar. Por último, la tercera e inferior será de niveles, con superponer. Mediante esta capa contrastarás la luminosidad.

Mediante el atajo Ctrl I, convierte las tres máscaras de estas capas de ajuste a negro, para que esté bloqueado y tú puedas pintar con un pincel blanco en cada máscara de capa, según quieras aclarar, oscurecer o contrastar. También, con mucho cuidado, puedes tocar en las capas de ajuste para aumentar el efecto que has creado previamente.

light-painting-2

Para este método es muy importante que tengas en cuenta que la opacidad del pincel puede corresponderse con la apertura del diafragma de la cámara. De esta manera, un pincel al 13% representa 1/3 de punto de diafragma; al 19% es medio punto… Y así sucesivamente hasta llegar a un 78%, que supone dos puntos de diafragma.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *