Métodos de enfoque con Photoshop I
avatar

enfoque-I-2

Photoshop ofrece diversas formas de enfocar una imagen. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no será posible enfocar una imagen desenfocada, dado que en este tipo de fotografías no existe información, por lo que nunca podrá quedar perfecta. Como con todo lo que hagamos con Photoshop, la primera consideración que debemos tener en cuenta a la hora de realizar cualquier ajuste es que si en esa zona de la imagen o en la imagen en su totalidad existe la información de lo que queremos tocar.

Si lo que necesitamos es enfocar una imagen desenfocada, tendremos que recurrir a otro tipo de programas de pago, como el Focus Magic.

El enfoque de una imagen consiste en la localización de los bordes de los objetos para aumentar el contraste existente entre ellos. De esta forma, se gana en nitidez de la imagen, dando una sensación óptica de mayor enfoque.

Antes de comenzar a enumerar algunos métodos de enfoque posibles con Photoshop, conviene recordar dos premisas fundamentales. La primera es que la imagen en la que vayamos a aplicar un enfoque debe estar siempre con un zoom al 100%, es decir, que se vea en la pantalla el tamaño real de la foto. Para ello, haz doble clic en la herramienta lupa o zoom.

La segunda, en estrecha relación con la primera, es que siempre se debe enfocar después de haber colocado el tamaño final de la imagen, nunca antes. El motivo es que el enfoque está directamente relacionado con el número de píxeles que tiene la imagen, por lo que si enfocamos antes de realizar esta operación, será un trabajo en balde ya que al cambiar el tamaño de imagen, cambian los píxeles.

La primera de las formas que te propongo de enfocar consiste en el empleo del filtro paso alto, que actuará para localizar los bordes y posteriormente contrastarlos mediante un modo de fusión. Para ello, empieza duplicando la capa con Ctrl J y ve al  filtro paso alto, que encontrarás dentro de “otros” en el menú de “filtros”.

Este filtro funciona a raíz del radio. Con este valor en 0, el resultado es un gris neutro, y a medida que se sube aumenta el ancho de los bordes que han sido detectados. Generarás una imagen plana de grises con los bordes de la imagen original. El radio a seleccionar varía en función del tamaño de la imagen y de la cantidad de zona que quieras que afecte al enfoque.

enfoque-I-1

Una vez estipulados los parámetros necesarios, cambia el modo de fusión de la capa a superponer. Si el efecto de enfoque es demasiado pronunciado, siempre puedes suavizarlo bajando la opacidad o cambiando al modo de fusión luz suave. Recuerda que los modos de fusión son la forma en la que la capa superior se relaciona con la inferior, y podrás encontrarlos en el desplegable que hay en la parte superior de la paleta capas.

Con este método de enfoque observarás cómo tu imagen adquiere una nitidez que antes no tenía. Pero no es el único. De momento, prueba a aplicar este en tus imágenes y sorpréndete con sus efectos. En la próxima entrega te explicaré alguno más.

enfoque-I-2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *