Multiplícate con Photoshop
avatar

fotomontaje-photoshop-1

Si lo tuyo es el fotomontaje, en esta nueva entrega te propongo uno muy original que combina tanto fotografía como Photoshop. Se trata de escoger un espacio en el que aparecerás tú o cualquier persona a quien se lo quieras hacer multiplicado por cuantas veces quieras, con diferentes posturas o haciendo diversas acciones.

fotomontaje-photoshop-1

El punto de partida comienza en tu cámara. Después de haber decidido dónde quieres hacer el fotomontaje y las diferentes maneras en las que aparecerás, escoge un punto de vista o encuadre en ese mismo lugar. Pon el trípode y prepárate a disparar. Esto puedes hacerlo o bien con la ayuda de algún amigo o familiar o bien con un disparador remoto. Siempre será mejor que cuentes con ayuda, para poder tener total libertad de movimientos.

Con la cámara fija sobre el trípode, comienza la sesión. Sitúate en cada una de las posiciones en las que quieres salir en el montaje final, y haz una foto por cada una de ellas. Es el momento de que le eches imaginación y juegues con el espacio y los elementos.

No olvides tener en cuenta la profundidad del espacio. Si es amplio podrás hacer fotos en las que salgas más cerca y otras en las que estés más lejos; si por el contrario el espacio es pequeño, como la habitación del ejemplo, tendrás que pensar mucho mejor dónde colocarte para lograr que no se superponga ningún elemento importante.

fotomontaje-photoshop-2

Una vez capturadas todas las imágenes comienza el proceso de edición. Ten en cuenta que la iluminación de todas las fotografías que vayas a incluir debe ser homogénea, de lo contrario quedará un efecto muy extraño. Para conseguirlo puedes hacerlo o bien desde Adobe Camera Raw (ACR) al principio o bien en Photoshop directamente al final. Yo te recomiendo que lo hagas al principio.

Puedes abrir en ACR todas las imágenes y hacer los ajustes necesarios para corregir o mejorar iluminación y color sobre una de las fotos. A continuación, pulsa sobre “seleccionar todo” en el margen izquierdo del programa y “sincronizar”. Te saldrá una ventana en la que especificarás qué es lo que quieres sincronizar (te recomiendo que tengas todas activadas), pulsa aceptar y abre todas las imágenes.

Cuando las tengas todas en Photoshop,  escoge la imagen que usarás como fondo y copia y pega el resto de fotografías sobre ella. Ten cuidado, todas deben tener el mismo tamaño, por lo que si necesitas ponerlas más pequeñas o más grandes, desbloquea la capa de fondo, selecciónalas todas y entonces podrás modificar el tamaño con la herramienta transformar.

En fin, ahora comienza el trabajo de integración de unas imágenes con otras. Para ello utiliza máscaras de capa, pinta sobre negro todo aquello  que no sea el sujeto a mostrar y comienza un minucioso trabajo de selección. Debes prestar atención, especialmente, a las zonas en las que haya muchos detalles pequeños, como el pelo, pañuelos con flecos si los hay… Ese tipo de cosas.

No olvides que también puedes utilizar la herramienta “perfeccionar máscara” para integrar mejor aún las imágenes. y algo muy útil en este fotomontaje, si sabes usarlo, es el modo de edición máscara rápida.

Cuando tengas integrados todas las capas puedes aplicar algunos ajustes finales a la imagen, juega con las iluminaciones y los colores para crear un llamativo arte final.

Y ya tienes listo tu fotomontaje. Sorprenderás a todo aquél a quien se lo enseñes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *