Abre los ojos (con Photoshop)
avatar

Abre-los-ojos_5

Abre los ojos. Hemos sacado un retrato que nos encanta. Hay otros parecidos, pero ese es el mejor: la pose, la sonrisa, la naturalidad… Un retrato de esos en los que capturas el alma de las personas, de esas imágenes que transmiten mil palabras de quién es su ser, su carácter, su forma de pensar y de sentir. Pero, ¡horror! Cuando vemos la foto nos damos cuenta de que tiene los ojos cerrados. Bueno, no pasa nada. Siempre puedes abrírselos con la ayuda de Photoshop.

Abre-los-ojos_1Te cuento cómo. Abre ese retrato especial, y busca otra foto en la que el ángulo de captura y el encuadre sean el mismo o parecidos. Ábrela también. Para que podáis fijaros bien, en esta foto de grupo la novia tiene los ojos cerrados y vamos a abrírselos.

Abre-los-ojos_2Si recordáis mis tutoriales sobre las capas, en este punto pensaréis que lo apropiado sería coger la imagen que nos servirá para abrir los ojos y ponerla como una capa sobre la imagen fondo, o la que queremos retocar, para luego hacer una máscara de capa. Pero en este caso la parte que queremos de dicha foto es muy pequeña, y tendríamos problemas al intentar igualar el tamaño de ambas imágenes para colocar correctamente los ojos con la herramienta transformación.

Así que lo mejor es hacer una selección basta de la parte en la que están los ojos y llevarnos sólo esta zona a la imagen fondo, copiando y pegando. Podemos hacer la selección, por ejemplo, con la herramienta marco rectangular.

Abre-los-ojos_3Entonces podremos escalar los ojos abiertos sobre la cara de la persona que tiene los ojos cerrados fácilmente sin que el marco de “transformar” se aleje demasiado de los ojos. El problema con el que nos encontraríamos de hacerlo de la otra manera es que este marco se nos iría al borde de la imagen y quedaría demasiado lejos de la zona que nos interesa, que es una pequeña parte de la fotografía.

Para igualar el tamaño de las dos capas de ojos, puedes bajar la opacidad a la de “ojos abiertos”. Así podrás ver las dos capas antes de modificar la información teniendo la guía de los ojos cerrados, que son al fin y al cabo los que importan. Yo suelo poner en torno a un 40-50% de opacidad. Una vez hayas dado el tamaño adecuado, tendrás que girar la capa para alinear los ojos abiertos al rostro.

Abre-los-ojos_4A continuación, enmascara la capa para que sólo se vean los ojos y no el resto de la selección. Vuelve a poner una opacidad 100% a la capa “ojos abiertos” y pinta sobre ella con un pincel pequeño y con dureza baja. Puedes invertir la máscara para bloquear toda la capa e ir pintando con un pincel blanco la zona de los ojos, dejando fuera cejas, pómulos…

Cuando lo tengas, alterna el blanco y el negro para delimitar y marcar aún mejor las zonas. Una guía que te puede ayudar es quitar y poner la visualización de la capa para ver la posición, forma y demás de los ojos originales. Al tener una capa con los ojos abiertos y otra con los ojos cerrados y activar y desactivar la visualización de la capa parecerá un parpadeo. Además de reírte y tomarle el pelo a quien se lo enseñes, podrás ver tú mismo si el parpadeo es natural o no. Ahora sólo te queda aplicar los ajustes de color, luz y demás para tener tu retrato listo.

Abre-los-ojos_5


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *